#1125 - Futuro pasado.

 

 

Esta temporada de cine está siendo de lo más particular. El próximo sábado se entregarán los Premios Forqué. Los premios de los productores españoles. Va a ser el primero de los premios cinematográficos españoles en entregarse. Este año, además, se entregarán antes de que los Goya hayan dado a conocer sus nominaciones. Debían ser el pasado lunes (11 enero 2021) cuando se dieran a conocer, pero la nevada en Madrid lo ha retrasado una semana, con lo que los Forqué además de marcar tendencia con sus nominaciones, que luego les siguieron los Feroz, y como es habitual quedan pendiente las Medallas CEC, siempre con el misterio de cuando se darán a conocer sus nominaciones.

Es curiosa la complejidad de hacer la lectura de las nominaciones. Hace no tantos años la lectura la realizaba el notario de la época, sin retransmisión en ningún lugar y sin nombres haciendo la lectura. Con el tiempo y el interés, la lectura ha mejorado. Rostros de la cinematografía española se ponen delante del micro sin lectura previa, y con la complejidad de algunos nombre en su lectura en directo, y el siguiente nivel es la aparición en pantalla de los rostros y títulos de las películas nominadas. Para que no haya duda. Todo un proceso previo que antes no existía.

Ahora, en plena pandemia, que nos ha dado la confianza que las actividades en diversos puntos pueden ser globales al mismo tiempo, nos impiden una lectura de unas nominaciones en la fecha prevista. Imposible creer que una simple nevada no haya permitida adaptar la lectura. Pudiendo cambiar los rostros lectores, llevarla, si hace falta, a otro punto del país donde la nevada no haya aparecido, y si hace falta, realizar la lectura en diversos puntos.

Los nombres publicitarios aparecerían igualmente, si es lo que se busca. No existiría problemas de retraso en las comunicaciones porque no hay diálogo, son lecturas individuales. Creer que se ha superado una pandemia gracias a las nuevas tecnologías y no utilizar las mismas para hacer esta lectura, es un paso atrás.

A pesar de todo, hay salas de cine abiertas, y que van a tener en la lista de películas con más candidaturas a los Goya, y las que compitan a Mejor Película, un nuevo espacio para atraer público que no haya visto esas cintas y poder conseguir unos pocos ingresos, en salas a medio llenar con un poco de suerte, mientras se espera la vacunación masiva, sin contagio mediante dosis.

Hace falta que aprovechemos las ventajas de estar en el 2021 cada día.