#1112 - Promoción doméstica.

 

 

La Academia española ya ha dado a conocer las películas que la representarán en la próxima edición de los Oscar. En esta ocasión, los tres títulos que compiten para ir hasta Hollywood ya compitieron en la pasada edición de los Goya. La pandemia ha afectado a los estrenos y no han llegado todavía los títulos que deberán competir este año por los premios y que pueda aprovechar esta campaña de los Oscar para su carrera para su lanzamiento en salas. Pero va a servir para que estas tres películas revivan en sus visionados en plataforma.

Las tres películas seleccionadas son El hoyo, La trinchera infinita y O que arde (Lo que arde). Excepto la primera, que a día de hoy, sólo está en el catálogo de Netflix, las otras pueden verse en catálogo de Netflix y movistar respectivamente, y además alquilarse en diversas plataformas. Con ello, da la posibilidad a prácticamente todo cinéfilo que lo desee y le quede alguna para ver, poder descubrirlas, disfrutarla y poder hacer su propia elección y comprobar en las próximas semanas si el gusto de cada espectador coincide con el de los académicos que voten esta elección.

La elección ningún año es fácil. Pero siempre se puede hacer la elección a través de la mirada de los votantes de Hollywood. Los Goya deben ser la muestra de los gustos de los académicos. Lo que consideran mejor, lo que más le ha gustado a cada uno de ellos. Pero en esta ocasión toca pensar que es lo que vaya a poder llegar más lejos en la carrera hacia los Oscar, y la mejor elección es la que consigue el premio. Y conseguirlo con más de un centenar de películas, largo, que compiten cada año en esta categoría.

La elección de El hoyo seguiría la premisa de Parásitos, cine de género, diferente, que no es, a priori, de masas, y que abriría las miras de muchos espectadores que se dejan aconsejar por estos premios. La elección de La trinchera infinita buscaría el drama más clásico. Aquello que se decía antes que los Oscar a Mejor Película Extranjera sólo lo votaban los académicos más veteranos, y que ese es el tipo de películas que elegían. Ahora eso ya ha cambiado. Ahora la Academia es muy más diversa y puede gustar cualquier película de calidad y que, por supuesto, venga apoyada por una buena campaña publicitaria. Lo que arde es la apuesta mas arriesgada. Una película carne de Festival, y que no suele ser el tipo de película que consiga premios en los Oscar, y por lo general, en los premios académicos.

Ahora ya sólo nos queda aprovechar hasta el próximo 3 de noviembre para ver las que tengamos pendientes y esperar que la elección de la Academia tenga recorrido.