#1072 - Sube y baja.

 

 

Ya han salido los datos del 2019 en cuanto a entradas y recaudaciones. Hoy es tan rápido como actualizar las ventas de entradas tras la primera campanada en la Puerta del Sol. Si todas las salas han digitalizado correctamente todo su proceso, los datos son inmediatos.

Ya hace días que se sabía que El Rey León acabaría en el primer puesto del año. Pero hacia falta acabar de ver los valores absolutos y los porcentajes. Porque afortunadamente la asistencia a salas ha vuelto a crecer. Las grandes producciones que animan a ser vistas en grandes pantallas es lo acaba por llevar al público a las salas. A cambio películas más pequeñas se las espera para poder consumir en casa. Porque si miramos las 10 primeras son grandes producciones, la gran película del año que aúna crítica h público a la espera de los Oscar, Joker, y por supuesto un gran número de cintas para toda la familia, porque es importante que los pequeños animen a los mayores a ir al cine a ver las novedades. Y así que conozcan el arte del cine. Frozen 2, Toy Story4, Aladdin o Dumbo.

De esos 105.5 millones de personas que han ido al cine, solo el 15% ha ido a ver cine español. 15.9 millones que bajaron el porcentaje de los últimos años, por 1 millón menos de espectadores. El motivo es el mismo que el cine global. Si no hay grandes producciones, se acaba dedicando el presupuesto de la gran pantalla a las grandes producciones. Y en cambio el cine español no ofrece esas películas. Y a día de hoy, que a falta de dinero público la plataforma son las que invierten en contenido, por ley, al final el cine español acaba llegando enseguida a una o varias plataformas y se disfruta igual. Cuando el cine español cree grandes producciones, se llenarán las salas. Porque ya se ha visto que la gente no tiene problemas para ir a la sala, al contrario.

Ha empezado un nuevo año. Veremos muchas películas. Casi todas tendrán alguna pantalla. Algunas más. Otras menos. Algunas ni nos daremos cuenta que han pasado por ella y para millones, nunca estarán a menos de 200km. Por lo que para esa gente, esa película no existe. Habrá un día que igual que el control de las entradas está aceptado por todas la partes, también debería contabilizarse el visionado domiciliaria. Así es posible que El irlandés, Elisa y Marcela, Historia de un matrimonio o Padre no hay más que uno, escalarán más puestos en la clasificación final.